Esto Está tan Bueno que me da la Risa

Hace poco cenamos en el restaurante Artabria, uno de los que más me gustan de la ciudad. Antes de servir los aperitivos, el camarero nos ofreció un entrante cortesía de la casa explicando en qué consistía sin que ninguno le prestásemos demasiada atención. Podía habernos dicho ‘sepan que voy a frotar el recogemigas contra mi jorquer y luego lo pasaré por su mesa’ y hubiésemos asentido igual que hicimos mientras ponía los recipientes delante de nuestras narices

¿Qué ha dicho que era esto?

No lo sé, vamos a probarlo

Lo probamos, lo probé, y aquello estaba tan rico que me dio la risa. Me dio la risa

Mis concomensales, o como se denomine a los que comían conmigo, creyeron que se trataba de una sobreactuación a mantel puesto, pero iba en serio y con honestidad. No es la primera vez que me sucede, quizás también a ti, que algo está tan bueno y llega tan inesperado que cuando empieza a chasquear en la boca no es que ponga voz de asombro ni cara de zambón, es que me da la risa

Está tan bueno que me da la risa

En concreto el plato era una espuma de espárragos con trozos de lacón y algo de chorizo, y me provocó una risilla nasal y solté ‘Dios, estu está buenísimu’, porque  con la emoción se me cerró el acento gallego

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s