Faster #35

Pero mírate, ha pasado la Navidad y ya estás gordo otra vez!

Estás gogdo!

Eres un tragaldabas que se ha llenado de buñuelos creyendo que serías ligero como ellos, y te has quedado encebollat

Si no lo crees, vete a la aldea y pregúntale a tu abuela
Las abuelas no saben mentir. Son gente recia y ganchuda de corte zamorano, gente que sobrevivió a la posguerra en unas condiciones de hostilidad inconcebibles, con hambre y frío, sin ropa, sin Internet, valiéndose sólo de su espíritu recto y de una llaneza tremenda. Te quieren, pero podrían molerte a palos

Adelante, plántate frente a tu abuela luciendo ese enorme bodegón que soportan tus castigadas rodillas y te lo dirá a la cara:

– Estás feito un repolo!

Ahora que lo sabes, debes darle un respiro al cuerpo
Tienes que comer huevo pelado, barbas de puerro, caldo de nada, cosas así…
Y suerte que en la oficina nadie se fija en tus mollas porque estamos todos igual, disimulándolas bajo la chaqueta del traje mientras dormitamos apoyados en los nudillos, dejándonos la marca del Zorro en la cara para toda la tarde, pero………Y los bambinos?

Qué pasa con esos bambinos que han vuelto a las aulas inflados de mazapán, que son los gorditos de la clase y que, por mucho que tapen, llega un momento de la semana en que toca gimnasia y todos sus compañeros ven saltar alegres, libres, sus dos tetillas bajo la camiseta en cuanto echan a correr?

Ésos lo pasan mal, os lo aseguro

No es grato mi recuerdo de cómo los compañeros fumadores, que siempre son los más cabrones y que en mi colegio se reunían en la esquina del pabellón, cuando al imprudente Gordito Carabino se le ocurría acercarse a ellos, le cantaban, por ejemplo, A Garota de Ipanema:

‘Mira qué cosa máis linda, máis chea de grasa……’

O le cantaban El Rey, con letra y música de José Alfredo Jiménez:

‘Un bocata de tocino, me enseñó que mi destino, era zampar y zampar…zampar! zampar!’

O adaptaban la melodía de Brasil y entonaban a gritos:

‘Barriiiil, laralalalalalalá, laralalalalalalá, laralalalalalalá, barriiiiil, barriiiiil!’

O bien Como una Ola:

‘Se me hace bola, el jamón se hincha en mi boca, se me hace bola… ‘

Y así, ya lo veis, pasa la adolescencia de muchos jóvenes obesos
Rodeados de cafres, su ascenso dentro de la rígida estructura social de los centros de secundaria resulta casi imposible. Durante años son prácticamente invisibles, encerrados en casa los fines de semana a quemar la consola con el resto de parias del recreo, porque, como todo el mundo sabe, los alumnos marginados poseen un don especial para los videojuegos

Su único y gran alivio vital cuando maduran es comprobar que, para ellos, la justicia fue un plato sopero cuyo diámetro no menguó, sino que se acrecentó con el paso del tiempo:

Tal y como he analizado más de mil veces con mi querido amigo Pallegue, una vez llegado el período universitario se activa un proceso de inversión de la pirámide jerárquica del colegio, a lo largo del cual el irresistible atractivo de los fumadores se desvanece sin remedio, mientras las virtudes desangeladas pero efectivas de los gorditos, gafotas, mangallones y demás olvidados (seriedad en el estudio, sigilo, introversión) les van facilitando el prestigio negado hasta entonces

El proceso cristaliza definitivamente en plena etapa profesional, más de diez años después de la graduación…

– Qué ha sido del Gordito Carabino?

– Pilota un F-16 en las fuerzas armadas

– Madre mía, qué bien! Y Salorio el Fumador?

– Pues estuvo unos meses con el padre cuando dejó derecho, luego se quería ir a trabajar a Londres pero al final nada, y ahora no sé si me dijo que se iba a meter con calma a preparar algo en la Academia Postal…

– Vaya, hombre…

Estrofa final:
cambiaron las tornas, severas/
y con ellas el destino/
de Salorio y Carabino

Vilque; a los políticos les interesa que siga habiendo guerras

Publicado originalmente el 15/01/08

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s