Etiquetado: Mina

Faster #8

Ole! Yo casi no celebro Reyes, pero el otro día me acerqué hasta la cabalgata de Los Cantones con Mortimer y allí estaba Méndez, el de Caixa Galicia, saludando con un paraguas a su nieta que estaba en una ventana, y la gente formando corros y dejando espacios a su alrededor mientras se daban codazos para advertirse los unos a los otros de su presencia, como cuando el señor Burns se pasea por Springfield…No sé por qué me acordé de la noche que nos encontramos Dela y yo a Meilán en ese mismo sitio. Íbamos a la primera Sillada de Cuac FM, cada uno con su silla, y Meilán, al vernos pasar, nos saludó muy sonriente. A mí es un señor que siempre me ha caído bien, no sé muy bien por qué, sobre todo desde que oí el rumor de que estudió derecho para parecere físicamente a Garrigues Walker, cosa que ha logrado con creces…

En general lo pasé muy bien el fin de semana de Reyes, casi todo metido en mi habitación, lo cual demuestra que no he perdido del todo mi ánimo juvenil porque, como decía Pablo Rubio en su Canción del Adolescente, ‘no encuentro mejor afición / que encerrarme en mi habitación’. En fin…………

En uno de los momentos en los que salí, aproveché para acercarme al 14!, y aquí es donde me paro y tengo que reconocer que JJ me dejó sin recursos cuando puso para cerrar a Mina! Se Telefonando, vaya genialidad, y todo el local cantando la letra a coro! (no, ni de coña, esto es mentira, claro, si no es que no sería normal). También le reconozco su recuperación de La Estatua del Jardín Botánico y de La Leyenda del Tiempo. Va para el Noi de la Veiga:

Para quien quiera ver otra vez a Mina, esta vez en su faceta Il repolo di Cremona (madre qué cachetes y qué buenos brazos para trabajar…) y con Nino Manfredi, un favorito de la casa a quien también llamaban Il Zalamero degli Abruzzi, ojo a esta versión de Roma nun Fa’ la Stupida Stasera que no se la salta un torero y emociona:

Vilque, hoy me he enterado de que asimismo se escribe todo junto…

Publicado originalmente el 10/01/07

Alegría y Libertad o un Post para Animar a la Escucha de Os Mutantes

Hasta abril de 2009, la música brasileña se resumía para mí en un continuo de confusión donde se mezclaban los nombres de los sambistas y de los pellizcaguitarras susurrantes de la Bossa con canciones revueltas, desde Tropicália de Caetano Veloso hasta la Lambada de Kaoma (el baile prohibido, remember…)

El resultado de este follón era un enorme desinterés hacia los sonidos llegados de Brasil, entre los que se encontraban los de Os Mutantes, de quienes había oído muchos ecos sin molestarme nunca en atenderlos

Pero en abril de 2009, durante un primer momento de Spotify en el que aproveché para escuchar discografías completas de artistas para los que no había tenido paciencia hasta entonces, recordé la gran cantidad de recomendaciones de fuentes fiables que apuntaban en la misma dirección y, superando reticencias, tecleé el nombre de Os Mutantes en el buscador

Recreación del descubrimiento de Os Mutantes en Abril de 2009

Recreación del descubrimiento de Os Mutantes en Abril de 2009

Sinceramente, no esperaba encontrar nada en ellos más allá de una anécdota exótica, un trío dedicado a mimetizar la psicodelia anglosajona de finales de los 60 con la única peculiaridad de cantarla en portugués y, seguro, aderezarla con aburridos ritmos autóctonos. Eso es lo que imaginaba yo antes de pulsar play

Eeeeeeerror

Fallo

Mal imaginado

Lo que se destapó al comenzar Panis et Circenses, el tema que abre su primer trabajo, fue una sensación constante de estar recibiendo golpes de efecto y de Felicidad que me llenaron el estómago, el corazón y el cerebro. Felicidad y Talento

Fue una sensación que se repitió a medida que avanzaba en el disco, cada paso era la llegada a rincones sonoros asombrosos, nuevos y sin estrenar. Las canciones una tras otra me parecieron gloriosas, irrepetibles e inagotables, y por eso digo: las canciones de Os Mutantes no cansan. Son el ejemplo completo de virtuosismo despreocupado, estructuras rotas con esmero, armonías perfectas fundidas en Fuzz y Wah-Wah y un buen uso de las raíces tradicionales: el estrictamente necesario.

Os Mutantes =Alegría y Libertad

En sentido antirreloj: Arnaldo Baptista, Rita Lee y Sérgio Dias, las tres patas del banco mutante

En sentido antirreloj: Sérgio Dias, Rita Lee y Arnaldo Baptista, las tres patas del banco mutante

Aclarado esto, es decir, expresado el entusiasmo que me ha provocado el grupo y que es el objeto de este post que por lo tanto podría cerrarse ya, necesito todavía  dedicar unas líneas de su obra, sin la menor intención de analizarla en profundidad. Y es que no está de más advertir que las canciones de Os Mutantes no cansan, pero sus discos sí

Ninguno de ellos es perfecto

En concreto a mí me decepcionó el segundo, Mutantes, a pesar de contar con Banho de Lua, una visión del Tintarella di Luna que había popularizado Mina superior desde muchos ángulos a la original. En A Divina Comédia ou Ando Meio Desligado, el tercero, sobra casi todo a partir de la curiosa y lovely Hey Boy, pero es difícil cargar contra un LP que abre con la incontestable Ando Meio Desligado y la encadena a otras tres composiciones únicas

(En este punto conviene comentar que al animar a la escucha de Os Mutantes me refiero únicamente a sus tres primeros trabajos, ya que en los posteriores casi no he encontrado rastro del interés inicial)

Estimulado por la falta de un disco absoluto del trío, fantaseo con la idea de que exista algún día un vinilo recopilatorio que siga el tracklist propuesto a continuación, un compendio limpio de polvo y paja al que añado los links a Spotify para quien quiera escucharlos sin pararse en desvaríos innecesarios, yendo directamente al entretenimiento y a la calidad: 

Lado A

1. Panis et Circenses http://open.spotify.com/track/3X2fXJr00xbMfUlmmqZj4u

2. A Minha Menina http://open.spotify.com/track/3CCGsOj2efotChiScMmCWg

3. O Relógio http://open.spotify.com/track/4cDBLguMSUSqZfYH4putSR

4. Baby http://open.spotify.com/track/6zw3umfMcnu0z6O4qGmHMM

5. Bat Macumba http://open.spotify.com/track/37DLAQUXsHHuyxwfieh8wh

6. Banho de Lua http://open.spotify.com/track/2yxoVlI1kQG8g9mIhittZt

 Lado B

1. Ando Meio Desligado http://open.spotify.com/track/7LvIQYauyvSbE94XfHN6vu

2. Quem Tem Medo de Brincar de Amor http://open.spotify.com/track/4ugZgjGFPyuXQsEeYX7uXJ

3. Ave, Lucifer http://open.spotify.com/track/3Iz2fNoNKfelxftopgl3L3

4. Desculpe, Babe http://open.spotify.com/track/2Cq8BPuuisTlg8u7kZV8pC

5. Hey Boy http://open.spotify.com/track/6z7vrbqwlhbQjozmRGtEd3

6. It’s Very Nice para Xuxu http://open.spotify.com/track/6abL1ch3Ez7brDPZzdufHO

Y ya estaría. 12 canciones y nada más. El número puede resultar escaso, pero el contenido es más que suficiente para encumbrarlos 

Por otro lado, he acompañado la escucha intensiva de Os Mutantes en esta última temporada con investigaciones superficiales sobre su biografía y, por extensión, sobre la del movimiento Tropicália al que pertenecieron, descubriendo episodios como el supuesto plan de Rita Lee para verter LSD en el suministro de agua de São Paulo o la antipatía que despertaron entre la izquierda conservadora, molesta por la falta de ortodoxia sonora de los tropicalistas. Existe un documental, Bread and Circuses, cuyo estreno está pendiente desde 2006 y donde supongo que se recogerán todas estas historias:

Termino diciendo que la excitación que han provocado Os Mutantes no ha servido sólo para añadir otro nombre en grande a la cabecera de mis favoritos, sino que además ha despertado en mí algo que no existía y que no esperaba que hiciese acto de presencia al menos a medio plazo: el interés acelerado por la música brasileña. De repente, toda esa madeja de estilos e influencias me parece fascinante y quiero saber más

Molt Bé

Pues para quien comparta mi condición de profano en el tema y, como yo, necesite una introducción bien contada de cómo los sonidos han ido forjando la identidad de aquel país y viceversa, en You Tube se puede acceder a Brasil, Brasil una crónica extraordinaria de tres capítulos en inglés (Samba to Bossa, Tropicalia Revolution y A Tale of Four Cities) con la firma de la BBC. Merece la pena apretar el oído un poco, es impecable: